Marc Chagall

Marc Chagall

4.11 - 1251 ratings - Source



Marc Chagall naciA³ en el seno de una familia judAsa sumamente estricta, para la cual la prohibiciA³n de la representaciA³n de la figura humana tenAsa la fuerza de un dogma. El no haber pasado el examen de admisiA³n de la escuela Stieglitz no evitA³ que Chagall se uniera posteriormente a esa famosa escuela fundada por la sociedad imperial para el fomento de las artes, dirigida por Nicholas Roerich. En 1910, Chagall se mudA³ a ParAss. La ciudad fue su a€œsegunda Vitebska€. Al principio, aislado en su pequeApa habitaciA³n de Impasse du Maine en La Ruche, Chagall encontrA³ numerosos compatriotas a los que tambiAcn habAsa atraAsdo el prestigio de ParAss: Lipchitz, Zadkine, Archipenko y Sutin, todos ellos destinados a mantener el a€œaromaa€ de su tierra natal. Desde su llegada, Chagall querAsa a€œdescubrirlo todoa€. Ante sus sorprendidos ojos, la pintura se le revelA³. Aun el observador mAis atento y parcial tiene dificultad, en ocasiones, para distinguir al Chagal parisino del de Vitebsk. El artista no estaba lleno de contradicciones, ni tenAsa una personalidad dividida, pero siempre era distinto; miraba a su alrededor y en su interior, asAs como al mundo que le rodeaba y usaba sus ideas del momento y sus recuerdos. TenAsa un estilo de pensamiento sumamente poActico que le permitAsa seguir un camino tan complejo. Chagall estaba dotado de una cierta inmunidad estilAsstica: se enriquecAsa a sAs mismo sin destruir nada de su propia estructura interna. AdmirA³ la obra de otros y la estudiA³ con inventiva, librAindose de su juvenil torpeza, pero sin perder un solo instante su autenticidad. Por momentos, Chagall parecAsa mirar al mundo a travAcs del cristal mAigico, sobrecargado de experimentaciA³n artAsstica, de la Ecole de ParAss. En tales casos, se embarcaba en un sutil y serio juego con los diversos descubrimientos del fin de siglo y volvAsa su mirada profActica, como la de un joven bAsblico, para mirarse a sAs mismo con ironAsa y de manera pensativa en el espejo. Naturalmente, reflejA³ por completo y de manera extrema los descubrimientos pictA³ricos de CAczanne, la delicada inspiraciA³n de Modigliani y los ritmos superficiales complejos que recordaban la experimentaciA³n de los primeros cubistas (VAcase Retrato en el caballete, 1914). A pesar de los anAilisis recientes que mencionan las fuentes judeo-rusas del pintor, heredadas o prestadas pero siempre sublimes, asAs como de sus relaciones formales, siempre hay algo de misterio en el arte de Chagall. Un misterio que tal vez descansa en la naturaleza misma de su arte, en el que utiliza sus experiencias y recuerdos. Pintar es la vida, y tal vez, la vida es pintar.Jean-Claude MarcadAc, a€œLe contexte russe de la#39;oeuvre de Chagalla€, en: Marc Chagall, oeuvres sur papier, Centre ... Susan Compton, Chagall, CatAilogo de la exhibiciA³n de la Real Academia de Artes, Weidenfeld and Nicolson, Londres, 1985. ... Esta imponente construcciA³n de estilo Art Nouveau fue proyectado para exhibiciones, pero despuAcs el dueApo construyA³ varios pequeApos estudios en su interior.


Title:Marc Chagall
Author: Sylvie Forrestier
Publisher:Litres - 2014-10-24
ISBN-13:

You must register with us as either a Registered User before you can Download this Book. You'll be greeted by a simple sign-up page.

Once you have finished the sign-up process, you will be redirected to your download Book page.

How it works:
  • 1. Register a free 1 month Trial Account.
  • 2. Download as many books as you like (Personal use)
  • 3. Cancel the membership at any time if not satisfied.


Click button below to register and download Ebook
Privacy Policy | Contact | DMCA